Por Jesús Andrés.

Da un poco de vergüenza escribir la crónica de una carrera en el mismo fin de semana en el que un “extraterrestre” Wilson Kipsang bate el récord del mundo de maratón. Mas vergüenza da, sabiendo que emplee 2 horas 20 minutos en recorrer 28,5Km y el “extraterrestre” empleo 2 horas 3 minutos 23 segundos en recorrer 42 km. Pero desde la humildad, hoy más que nunca, escribo esta crónica.

La longitud de la prueba es de 28,5 kilómetros, y supone una ascensión sostenida desde los 35 metros del punto de salida, en la localidad Asturiana de Panes, hasta los 298 metros a los que se encuentra la meta, en la localidad Cántabra de Potes. La mayor parte de la prueba (20 kilómetros) discurre paralela al lecho del río Deva y a través de la garganta conocida como Desfiladero de la Hermida.  La peculiaridad de esta carrera es correr por el desfiladero de la Hermida (paraje bellísimo) sin que corten el tráfico. Para el que no lo conozca, es una carretera muy estrecha y sinuosa, que no permite el paso a la vez de dos autobuses en muchos de sus tramos. Este detalle le da un punto de “aventura” a la prueba.

En esta edición, algo más de 600 atletas tomamos la salida en la localidad de Panes, esta es una de las pruebas más bellas que se celebran en nuestro país.

A las 7,45 de la mañana el autocar nos bajo desde Potes a Panes, en esta prueba, atletas de Burgos corrieron ocho, en el autocar bajábamos los hermanos Miguel y Gonzalo Embun, José Mª Hurtado ( Chema ), Jorge González Cantalapiedra y el que esto escribe, Jesús Andrés. Al llegar a panes, con bastante tiempo hasta que darían el pistoletazo de salida, nos fuimos a tomar un café, hacernos las fotos de rigor y cambiarnos para luego calentar un poco.

A las 9,30 dieron la salida y mis cuatro colegas, cuatro fieras, salieron disparados, así que yo intente tomármelo con calma, creo que no lo conseguí, en el km 3, llevaba 11m50s, así que pensé que iba un poco deprisa y baje el ritmo, en ese momento la circulación de coches era escasa y los participantes tomamos el carril de subida para nosotros. El paisaje, el entorno por donde discurre la prueba es de una belleza enorme, yo intentaba recrearme con lo que mis ojos veían pero al mismo tiempo mi ritmo seguía siendo constante. La subida continua no hacia mella en mis piernas, en el km 10, mi reloj, marcaba 42m35s, veía que mi tiempo era acorde con la idea que tenia en realizar la prueba. Mi objetivo lo tenia marcado en las dos horas, máximo me había puesto 2h15m, los km fueron pasando, la circulación fue aumentando, tanto de subida como de bajada, pero los conductores fueron muy respetuosos con los atletas participantes y en ningún momento hubo riesgo para nosotros, cuando se tenían que parar , paraban, si podían adelantaban y si no despacito, pasando a nuestro lado y animándonos. A partir del segundo avituallamiento en el km15 ( hubo cinco, todos líquidos ) a pesar de llevar conmigo un botellin de agua , paraba a descansar unos segundos y coger una nueva botella de agua, también tuvimos tres puntos de esponjas.

En el km 20, salimos del desfiladero y hay es donde empieza lo más duro de esta prueba, al inicio de la prueba la temperatura seria de 15º con una humedad altísima, la noche anterior había llovido.

Corriendo por el desfiladero, teníamos ratos de sol, pero muchos más de sombra, al salir del desfiladero, el sol estaba en todo lo alto y tenia una sensación de calor muy grande, el km 21, lo pase en 1h35m, mis tiempos, minuto arriba, minuto abajo, se iban cumpliendo, adelantaba corredores, hablaba un poco con ellos y nos animábamos mutuamente, pero como decía, después de salir del desfiladero empieza lo más duro, en el km 22 esta el alto de Castro, termino de Castro Cillorigo, después es una subida más moderada pero que se hace más dura según nos acercamos al km 25, Tarma, aquí los bomberos y el publico, te animan, te dicen que no queda nada, ! Pero si eso lo escucho desde el km 5 , que ironía, joder !, en este punto km ya me había parado un par de veces para recuperarme un poco, del 25 al 28, se me hizo eterno. A la entrada de Ojedo, estaba mi amigo Raúl con su niño Laro, un futuro campeón en esto del correr x correr (son marido e hijo de Rocío, una gran atleta del España de Cueto ) estaba haciendo fotos, así que me pare a saludarles unos segundos que me vinieron de cine, ya no podía más. Después de recuperar un poco , pase el km 28, esto estaba hecho, ya solo me quedaban 500 m, para llegar a meta, este año cambiaron su ubicación, estaba situada entre la Iglesia de San Vicente y el parque Jesús del Monasterio, en los últimos 500 m mucho público animando, entre ellos Mª Luisa, mi esposa y mi niña Ángela, cuando las vi, me di cuenta que a pesar de sufrir un montón en los últimos km, la prueba estaba concluida. El tiempo en que acabe la prueba fue de 2h20m, creo que no me recupere del todo hasta llegar a Burgos, al año que viene intentaremos repetir y encontrarle el punto mágico a esta prueba. Los motivos de tal bajón físico no se si fueron por poca alimentación, deshidratado o por otro motivo. Lo que si es verdad es que no pare de beber agua hasta llegar a Burgos, tenia la boca seca, una sensación de sed de la leche.

Es una prueba un poco larga pero muy bonita, discurre por Panes, Rumenes, La Hermida, Lebeña, Castro Cillorigo, Tarma, Ojedo y Potes.

Esta prueba esta organizada por La Asociación deportiva el Desfiladero y la Concejalía de Deportes del Ayuntamiento de Potes.

La prueba estuvo muy bien organizada y contó con la colaboración de numerosos voluntarios en la entrega de dorsales, avituallamientos , entrega de esponjas, como en la llegada a meta con la entrega de la correspondiente bolsa del corredor. También hubo fruta , bollería y bebidas energéticas a la llegada para todos los participantes, ademas de la posibilidad de darse el correspondiente masaje.

Felicitar a los organizadores, patrocinadores, voluntarios, Guardia Civil, Cruz Roja y a todos aquellos que han hecho posible el desarrollo de esta bonita prueba, incluidos participantes.

Los tres atletas en entrar en primer lugar fueron:

1º Worknch Firke—————- 1h34m57s.

2º Iván Hierro Peña————- 1h37m20s.

3º Javier Crespo Gutiérrez—— 1h38m21s.

Estos tres primeros atletas en cruzar linea de meta se llevaron 750, 450 y 300 euros, el 4º y el 5º tenían 200 y 100 euros, estos mismos premios lo tenían lasa féminas participantes que ocuparon los cinco primeros puestos.

Las tres féminas en entrar en primer lugar fueron:

1ª Irene Pelayo——————— 1h55m17s.

2ª Azara García de los Salmones 1h59m20s.

3ª Cristina Alles———————— 2h00m21s.

En cuanto a la participación burgalesa, estos fueron sus tiempos;

28º Miguel Blanco Embun———– 1h54m49s. Club Atletismo Macotera.

29º Gonzalo Blanco Embun———- 1h54m51s. Club Atletismo Macotera

68º Jorge González Cantalapiedra—-2h00m.—–Tragalpinos – Tragaleguas

99 José Mª Hurtado Lucio( Chema) 2h03m——Tragalpinos -Tragaleguas.

268º Jesús Andrés López—————- 2h20m32s- Tragalpinos—Tragaleguas.

285º Gonzalo Javier Moral López——2h21m45s.

317º Pedro renuncio Peña—————-2h24m52s.

468º Luis Carlos Nieto García———–2h36m15s.

En esta prueba también participo una atleta muy conocida en Burgos, del España de Cueto, Rocío González Aristi, su tiempo fue 2h28m, bajo quince minutos el tiempo en el que realizo esta prueba el año pasado. Enhorabuena campeona.

Esta prueba la acabaron 575 atletas, el último en pasar por linea de meta, que tiene un merito muy grande fue Raúl Manjares Rico, su tiempo fue 3h36m51s.

En esta prueba el 90% de atletas participantes correspondían a las comunidades de Asturias y Cantabria.

Pues esto es lo que dio de si esta bellísima prueba, en la media de Miranda de Ebro nos vemos, suerte a todos.

 

Noticias relacionadas: